jueves, 6 de febrero de 2014

Desierto Primitivo en Centro Cultural Mariano Jiménez, San Luis Potosí.


Desierto Primitivo

El oxímoron en MAO

Juan José Luna

La vida es una constante y eterna bifurcación. El camino que uno elige concluye siempre en otra bifurcación, y ésta, a su vez, concluye en otra más. La bifurcación y la vida como un espiral que de algún modo reduce la vida, polifónica y multicolor, a colores parcos y sonoridad austera. No obstante la vida es vida y se nutre de sí misma. Basta, pues, un retoño para avistar un bosque.  No comprendo la obra de Miguel Ángel Ortiz si no es de este modo.
Ante una imagen, la sensación (impresión “autónoma” que produce toda imagen) da pie a la percepción (proceso de análisis antropológico).  Ante la obra de MAO, debido a su carácter conceptual, es común caer de inmediato en la percepción y pasar por alto la sensación. MAO pasa de un tema a otro mas no como abandono del primero, sino como una extensión que, desde otra perspectiva, intenta nutrir su discurso y forma total.
Para MAO, el desierto es un lugar saturado. Donde otros encontramos vacío, él encuentra abundancia: abundancia temática, abundancia histórica, abundancia social, y sí, por qué no, abundancia melancólica y desoladora. MAO toma el desierto y lo convierte en su refugio.
En tanto a la muerte, siempre parece tener dos caras: el rostro de la mañana y de la  noche; del hombre y la mujer; del sonido y del silencio, de la bestia y del gorrión. La muerte es rey y esclavo a la vez; es el sueño y la vigilia; es contradictoria y es voluble, ¿y no es contradictorio y voluble el sentido de la muerte en el hombre no sólo a lo largo de su vida sino a lo largo de un mismo día? Hoy le temo, mañana no.
Comprendo la obra de todo artista plástico como el caleidoscopio que apunta a sí mismo, solo a través de su pintura podemos ver al hombre. El caleidoscopio que MAO  ha construido encierra imágenes complejas y de carácter, pero también imágenes “simples” y llenas de “ternura”.  El caleidoscopio que deja ver a niño y hombre a la vez. Al desierto saturado. A la muerte que ríe y llora.

Miguel Ángel nace el 22 de septiembre de 1966 en  México, D., F. Actualmente radica en la ciudad de Zacatecas, Zacatecas. México.

Realizó estudios en la Escuela Nacional de Pintura Escultura y Grabado "Esmeralda" INBA - SEP  1984 – 1989

Desarrolla actividades dentro de las áreas de pintura, gráfica, dibujo e instalaciones. Sus principales influencias son el arte prehistórico, el arte prehispánico, el surrealismo y diversas manifestaciones de la cultura de masas. De manera permanente desarrolla talleras y actividades comunitarias en el estado de Zacatecas, México. Cuenta con diversas exposiciones individuales y colectivas dentro y fuera del país así como obra en diversas colecciones privadas en diversas  ciudades de la república   como Tijuana, Ciudad de México, Zacatecas, Monterrey entre otras así como en colecciones de Canadá, Estados Unidos y Suiza.

Juan José Luna es un reconocido director y escritor de Baja California. Sus obras se han presentado en diversos festivales nacionales e internacionales. Ha sido becario en cinco ocasiones para el desarrollo artístico y literario. Es fundador y co-director del Centro Cinematográfico de California donde imparte el Diplomado en guión para largometraje.


Ansiedad.
Acuarela, lápices de colores, grafito y pastel sobre papel.
25x25 cm (cada uno)






















Del Ansia
Óleo sobre tela sobre madera.
60 x 60 cm (cada una)






Estampa
Linóleo.
Varias medidas.











Estrellas
Acuarela, plumón y tinta sobre papel.
19x19 cm (cada uno)



Paisajes Agua
Acrílico sobre papel.
30x30 cm (cada uno)





Papel Azul
Carbón, grafito y conte sobre papel preparado.
23x30 cm (cada uno)









Ansiedad. Calaca.
Óleo sobre tela sobre madera. 
180x60 cm

Argumentos para las piedras.
Óleo y pastel sobre tela. 
200x90 cm.


Elementos I.
Óleo sobre madera. 
180x70cm


Desierto Primitivo. Tótem.
Óleo sobre tela. 
200x90cm.


Reyesuelos.
Óleo sobre tela. 
80x80cm.