lunes, 22 de noviembre de 2010

La Blanquita. Arte de la tierra

Los paisajes siempre son los mismos y sorprenden, dan de si y siendo aburridos se trasforman las veces que sean necesarias para ser y compartir el tiempo. Se escenifica la tragedia. Invariable y monotona. Invariablemente sorprendente

Instalación Hybridus, para el evento La Blanquita, Arte de la Tierra.
En el páramo de San Isidro en el ejido de Trancoso. Zacatecas.








Los alrededores