viernes, 8 de octubre de 2010

Las otras historias.



Interiores
Dos.
13 octubre



Primera obra de la serie:
Interiores.
Dibujo análogo y digital.


En los tiempos de celebraciones

(Fragmento de texpo para catalogo de Teresa Chávez)


En los tiempos de celebraciones tan significativas como lo es el año 2010 para México a veces no se puede ver en perspectiva lo significativo de los acontecimientos que se revisan. Algunas veces estas celebraciones son solo parte de argumentos sin sentido.
En 1910 se inicio  un movimiento social que en su momento nadie supo hacia donde se dirigiría, muchos de los resultados fuero funestos, sin embargo los héroes que permanecen son parte de la iconografía popular que sigue tan viva como cuando cabalgaban en la realidad de las diferentes latitudes del país. La revolución trajo consigo un cambio fundamental que fue virar los ojos hacia adentro. Vernos poco a poco, revisarnos, limpiar el espejo y construir una nueva forma de descubrirnos, el rostro del país cambio. Las propuestas culturales a partir del movimiento armado no fueron inmediatas pero se dieron en todos el espectro de la cultura artística, aun vivimos en muchos de estos logros.

De ese tiempo a nuestros días el estado a sido ciego, sordo y mudo a las necesidades de los ciudadanos, los logros han sido la inercia de un pueblo más que los deseos de progreso de los hombres de estado. A pesar de ellos México sigue en pie. Y a pesar de los pesares la cultura mexicana construye un sinfín de caminos para que las ideas se conviertan en objetos y puede ser semilla fundante para propios y extraños.

Estamos viviendo tiempos violentos y lo sabemos pues cada día en los medios nos recuerdan que hay cadáveres regados en alguna ciudad, conocemos los estragos de esos enfrentamientos,  intuimos las causas del porque ellos se han enfrentado. Violencia y Miedo circulan por las calles de las ciudades a toda hora, y pienso que aun no intuimos los alcances que esta vida diaria puede darnos por herencia.

Y aun así, siendo parte del día  a día las actividades del cuerpo y de la mente siguen. La creación-construcción de la vida diaria es inevitable, sigue en todas direcciones y se apoya en el antes, en los ancestros y en el deseo de que hoy, tal vez mañana tengamos una posibilidad de acceder a una viada sin la violencia de la miseria, sin la violencia del racismo y la violencia del narcotráfico en la sociedad mexicana.
Aquí es en donde se sube al  ring la creación para darle la batalla a los atavismos y a las cegueras centenarias. El proceso de creación es inevitablemente enfrentamiento a la realidad.



Miguel Angel Ortiz Bonilla. Zacatecas, Zacatecas. Otoño 2010