sábado, 14 de noviembre de 2009

Los Frentes Frios.


Noviembre  
Ya para estas alturas del año casi todo está escrito.
El otoño crece fuerte, sano y frio. Los colores de casi toda la vegetación cambian. Los de la salud precaria nos defendemos como podemos. Para intentar siquiera llegar a un nuevo año.
Es cuando nos preparamos para recibir el nacimiento del dios sol.
Y entre los vientos de montaña siguen de vez en vez los dibujos, las pinturas y las fotografías a la espera para  que estos fríos no trastornen la rutina del hacer en las mesas y la caja oscura.
Sin dejar de escuchar a la bella Lizz Wrigth…. Una y otra vez. No hay nada que en este momento se le pueda comparar
 Y los cuadernos se amontonan en la mesa 
 
Caballitos Caballitos me harán correr entre las colinas y las montañas del desierto. Y volare entre las nubes para llegar a la otra planicie con los caballitos  
Caballitos a volar.
Ana está en la vía Láctea entre palabras inventadas.
Caballitos a volar